lunes, 14 de marzo de 2016

El oráculo de Delfos

Cuenta la leyenda que, durante su juventud, Mediócrates viajó a través del Hélade hasta llegar a las faldas del monte Parnaso. Los sacerdotes del Oráculo de Apolo en Delfos estaban interesados en conocerlo, pues a la pregunta "¿quién es el más sabio?" la Pitonisa respondió "podría ser Mediócrates de Porros".
Al entrar en el templo, el sumo sacerdote le expuso el oráculo. Mediócrates dijo:
"El oráculo es certero. Quizá podría ser un gran sabio, pero es precisamente el hecho de renunciar a serlo lo que Apolo estima, pues no prima la desmesura del orgullo y la ambición, sino el sentido del equilibrio y la armonía".
La cabeza del sumo sacerdote estalló al no poder contener tal mensaje. Los demás llevaron a Mediócrates donde la Pitonisa, y le dijeron podría hacerle una pregunta.
"Una pregunta" repitió el maestro. "Debe ser una importante, ¿no? Pitonisa, ¿cuál es el sentido de la vida, el universo y todo lo demás?"
Con voz de ultratumba, la sacerdotisa respondió "cuarenta y dos". Silencio.
"Tal como lo sospeché. Incluso las interrogantes fundamentales tienen respuestas mediocres. Cómo deben haber reído los dioses al crear este absurdo mundo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escriba sin miedo; su comentario siempre podrá ser mejor y peor.